De tregua a tregua hasta la victoria final

Bueno, pues hoy estamos de tregua, y en los próximos días habrá otra ronda de conversaciones. Va mi análisis sobre el conflicto y perspectivas para este invierno.

Realmente los del Kremlin no sé a qué juegan porque cualquier solución negociada al conflicto que no sea la capitulación del régimen fascista de Kiev es imposible. Los ucranianos negocian porque están desesperados, pero la mala fe es evidente dado el intenso bombardeo que hicieron para disparar toda la munición que podían antes de que entrara en vigor el cese el fuego. Lo de una Ucrania federal es imposible, no al menos mientras no desaparezcan de escena los oligarcas y los políticos nazis. A estas alturas ya debería ser evidente que la única solución práctica es la división de Ucrania, aunque políticos y diplomáticos digan otra cosa en público.

Al final no va a ser el gas si no el carbón lo decisivo para que el régimen hinque la rodilla.

En mi opinión Putin está concentrado en las maniobras políticas para evitar el cerco y el bloqueo económico de Occidente y hasta el momento lo está haciendo bien, pero la política en Ucrania me parece penosa, vacilante, e insuficiente. Hasta que en Moscú no se llegue a la conclusión de que tratar con Ucrania es imposible y que la paz no llegará hasta que el ejército ucraniano sea derrotado decisivamente y se le puedan imponer las condiciones de paz.

Por ahora la situación se ha estancado en una guerra de posiciones, pero ningún bando ha hecho un esfuerzo serio por romper el frente. Bueno, según un análisis que me dejé pendiente, en realidad los ucranianos sí que atacaron, o lo intentaron, pero de forma tan lastimosa que apenas se notó.

En realidad parece como si los ukros no tuvieran capacidad para ninguna ofensiva seria, y los novorusos conservaran sus limitadas fuerzas y sólo llevaran a cabo ataques locales. Pese al estancamiento, en general puede decirse de los combates del último mes que los novorusos tienen ventaja. También hay que ser conscientes de que adiestrar un ejército partiendo de la nada requiere tiempo. Los novorusos tuvieron un mérito enorme en defender sus ciudades y contraatacar, con alguna ayuda rusa. Personalmente tengo serias dudas de la veracidad y exactitud de las declaraciones de Igor Strelkov en su entrevista en que atribuía el mérito de la contraofensiva a los soldados rusos “de vacaciones”. Sencillamente no cuadra con todos los datos de que disponíamos, y hay que tener en cuenta que a Strelkov le apartaron del mando y le robaron la gloria de la ofensiva que había preparado y planeado él, y por ello por envidia y resentimiento quiere quitarle mérito a Zajarchenko y otros comandantes novorusos.

La verdad es que no sé muy bien a qué atenerme respecto a Strelkov como comandante militar. Algunas declaraciones suyas hacen que parezca un chiflado conspiranoico, o simplemente un tipo con fatiga de combate, por otra parte, la defensa de Slavyansk y de Donetsk demuestra que es bastante buen táctico. En general me parecía un mando competente, el defecto que le veo es que es demasiado alarmista y pesimista, lo que perjudica su credibilidad, dicen las malas lenguas que al estar agotado, perdió el control de los nervios en la crisis de la batalla del verano, cuando los ucranianos estuvieron a punto de partir en dos la zona novorusa en Shaktersk, pero en realidad la situación no era tan dramática y se arregló enseguida. En suma, que prestó grandes servicios a la causa de Novorusia, pero que necesitaba un permiso y ser relevado del mando por otros más competentes y más instruidos.

Por todo ello, no me creo que ahora Strelkov diga que el mérito es de los rusos, cuando es bastante evidente que la milicia novorusa se bastaba por sí sola para vencer a los ukropitecos, y que si Rusia hubiera prestado una ayuda material más importante y no tuviera a las milicias atadas en corto, Mariupol habría sido liberada y habrían llegado hasta el Dniéper.

La pregunta que me obsesiona es: si los ucranianos son tan débiles y son incapaces de atacar, ¿por qué no atacan los novorusos a su vez? Aunque sólo sea para alejar a la artillería de Donetsk. Siendo realistas, hay que reconocer que atacar es mucho más complicado que la defensa estática, y que en la ofensiva que destruyó al ejército ucraniano vencieron mediante una maniobra de cerco, que está al alcance incluso de guerrilleros, o de simples salvajes, que derrotaron a los civilizados ejércitos europeos en ocasiones sonadas durante las guerras coloniales del siglo XIX, y principos del XX. El romper una línea fortificada y explotar la ruptura con fuerzas móviles es considerablemente más difícil, y consolidar posiciones ante los inevitables contraataques lo es todavía más, como hemos visto con el forcejeo por el aeropuerto de Donetsk y localidades adyacentes, y en Schastye.

También es posible que influya la falta de efectivos. En los vídeos y fotografías parece como si se hubieran rejuvenecido las filas de los milicianos. Ya no se ven tantos viejos soldados de cabellos grises. Los veteranos de Afganistán y de las últimas quintas de la Unión Soviética fueron la columna vertebral de la defensa en los primeros meses, pero ahora que para bastantes el frente se ha alejado de sus hogares, ya no son necesarios, salvo para defender frentes estáticos, ni convenientes para operaciones ofensivas.

Aunque creo que los novorusos no se están empeñando a fondo, en parte porque Moscú les tiene controlados y sólo proporciona ayuda con cuentagotas. Es un misterio por qué no se permite a los novorusos, no ya tomar Mariupol, si no hacer una ofensiva limitada para que al menos Donetsk no sea bombardeada. El mantener abastecida a Novorusia para que los civiles no mueran de hambre y frío ya es bastante caro para Rusia, y el continuo bombardeo está dejando el territorio rebelde como un erial, lo que aumenta la factura. En serio que no entiendo qué hace el Kremlin que no ayuda a los novorusos a que conquisten al menos mejores posiciones para tener ventaja en la mesa de negociaciones. Quizá en su cálculo prime por encima de todo el evitar una escalada, y forzar a Kiev a negociar mediante la asfixia económica.

Otra explicación, que no excluye las anteriores, es que crear un ejército lleva tiempo. El que los rebeldes sigan adiestrando a sus tropas, y sobre todo, hayan creado academias de oficiales es muy significativo. Digan lo que digan los políticos, los militares de ambos bandos saben que la guerra va para largo. Si Novorusia va a pasar a la ofensiva en primavera, necesita formar jefes, oficiales y suboficiales para pasar de milicias a un ejército disciplinado para atacar, tomar posiciones y consolidarlas, y en el mejor de los casos, para romper el frente y llevar a cabo una guerra de movimientos.

Por ahora el conflicto está congelado, y esto quizá convenga tanto a Rusia como Europa, pero se trata de un equilibrio inestable, ni paz, ni guerra. Europa no desea que las hostilidades aumenten por el riesgo de derrota de Ucrania, pero tampoco puede permitirse el sostenimiento económico del país, y no está haciendo ninguna presión sobre Ucrania para que negocie con los rebeldes, lo que es un consentimiento tácito para que la junta de Kiev siga con la represión de los prorusos e intente lograr una victoria militar.

A USA le interesa azuzar a Ucrania para lograr la escalada del conflicto y forzar una intervención rusa de verdad, lo que le permita resucitar la Guerra Fría y convertir otra vez a Europa en un protectorado.

La retaguardia ucraniana puede hundirse si falla el suministro eléctrico por falta de carbón. Estos factores empujan a Ucrania a una ofensiva a la desesperada, aunque sólo sea con el objetivo táctico de capturar minas y depósitos de carbón. También la intransigencia ucraniana y el paulatino alejamiento de Rusia de Europa puede convencer finalmente a Putin de intervenir más decididamente en apoyo de los novorusos para lograr sus objetivos mediante una victoria militar que permita dictar términos de paz a Ucrania. Y finalmente, cabe la posibilidad de que los propios novorusos, en vista de la debilidad de Ucrania, decidan aprovechar la oportunidad para atacar en invierno y al menos lograr un alivio de la presión, o lograr una posición negociadora más fuerte, tanto frente a Kiev como a Moscú.

En teoría, lo más probable es que todo debería seguir igual hasta la primavera y después del deshielo, cuando sean posibles operaciones militares con nuevas levas y material. Pero hay fuerzas que empujan a una renovación de hostilidades este invierno. La nueva ronda de negociaciones será otro diálogo de sordos, una solución “mutuamente aceptable” según la retórica diplomática rusa, es completamente imposible con Poroshenko y compañía en el poder.

No hay solución negociada a este conflicto porque las partes implicadas, sobre todo la junta de Kiev, ni siquiera quieren negociar. Y cuando no es posible un acuerdo, la guerra es la única solución.

Anuncios

4 thoughts on “De tregua a tregua hasta la victoria final

  1. Una pregunta de un neófito en este tema. ¿Que ha sido de la aviación Ucraniana? Si nos guiámos por el informe de “Flight Global” la aviación Ucraniana tiene en su haber 19 Mig-29,11 Su-24, 15 Su-25, 16 Su-27, además de otros modelos sin hablar de helicópteros.

    Me gusta

    • Hola Santy, bienvenido y gracias por tu comentario.

      Resumen de entradas anteriores: La aviación ucraniana ha dejado de existir, principalmente por falta de repuestos y mantenimiento, ya antes de la guerra. También les ha perjudicado la falta de pilotos, por ejemplo, durante el sitio de Slavyansk una docena de pilotos de helicópteros de ataque se negaron a volar en ataques contra la población del este. Hay rumores de que los pilotos responsables de bombardeos contra la población civil en realidad son pilotos extranjeros, polacos posiblemente.

      Sólo tenían un puñado de aviones operativos y han perdido la mayoría en combate. Los ucranianos carecen de armamento de precisión, como bombas guiadas por láser o GPS, o misiles guiados, y las pasadas de ataque a baja cota con cañones y cohetes se hicieron muy peligrosas debido a los misiles antiaéreos portátiles de los novorusos. Los helicópteros han demostrado además ser vulnerables al fuego de tierra de armas antiaéras como las ametralladoras pesadas de 12-15mm y cañones automáticos de 20mm.

      Los pilotos ucranianos en respuesta volaron a altitudes mayores, lo que perjudicó aún más la precisión. Salvo matar civiles con bombas arrojadas al azar, no han logrado nada. Los novorusos se hicieron con un lanzador SA-10 montado sobre vehículo con el que abatieron al menos un avión de transporte que estaba volando en misión de observación del tiro de artillería.

      Las pérdidas de aviones ucranianos son más fáciles de documentar y comprobar, por lo que el único recuento detallado que disponemos, con fecha de 28 de Agosto, si no es exacto, sí es al menos muy aproximado.

      Pérdidas aviación de Ucrania

      Ataque

      – 16 Su-25 (uno capturado el 7 Julio)

      Bombarderos

      – 7 Su-24

      Cazas:

      – 2 MiG-29

      Reconocimiento

      – 1 AN-30
      – 6 aviones de control remoto

      Transporte
      – 2 AN-26
      – 2 IL 76

      Helicópteros

      – 20 combate y transporte Mi-24, Mi-17 y Mi-8

      A los ucranianos todavía les quedan reactores operativos, pero aunque han preparado aeródromos y combustible para una ofensiva, su actividad en noviembre se ha limitado a algún vuelo de reconocimiento a gran altitud.

      Por lo que se refiere a los helicópteros, no han vuelto a acercarse a la línea del frente, por los últimos desplazamientos de tropas parece que los utilizan como escolta de convoyes de tropas en la retaguardia ucraniana, una precaución que indica que la amenaza de los partisanos es significativa.

      Me gusta

  2. Gracias Zhukov y todos los que aportáis al blog.

    Leo vuestros resúmenes diariamente, es una importante fuente de información ya que el hilo de burbuja es impracticable.

    Me gusta

  3. Muy valiosa su aportación para hacernos una idea sobre lo que pasa en el frente, del cual solo se habla en los medios para decir “Rusia mala” sin dar mayores detalles. Soy lector asiduo de sus notas.

    Yendo al tema, considero que la tibieza de Rusia se debe a que quieren comprar tiempo hasta que cuaje un escenario más propicio en el terreno. Ya que se sabe que ni Ucrania ni Novorusia pueden vencer definitivamente por sí mismas. Nótese que todo lo que sigue al ser producto de mi análisis es un montón de “creo que…”

    Primero, quieren evitar que Estados Unidos o países satélites entren al ruedo con ayuda material directa, o peor aún, militar. Eso no debería suceder bajo ningún concepto, porque tocaría entrar de lleno y “todavía no es momento” (Quizá no lo sea nunca, con tanto misil balístico intercontinental suelto).
    Suficiente revuelo con el asunto del pronunciamiento anti-ruso de los parlamentarios estadounidenses de la semana pasada, aunque fuese solo para consumo interno, tal demostración de chovinismo es una mala señal. Es conveniente enfriar los ánimos.

    Segundo, y quizá más importante. Que Ucrania está tocada pero no hundida en materia económica. Han perdido plazas claves para la viabilidad de la economía nacional, pero para que duela de verdad tiene que pasar más tiempo… como lo del carbón (me siento mal por alegrarme que lo mencionaras –por los que nada deben, no por los ukros– es algo que me imaginaba desde hace tiempo que tarde o temprano iba a fastidiar a los ukros al ser las dos provincias novorrusas su principal fuente de este recurso.)

    Europa no quiere soltar dinero que saben es a fondo perdido, Ucrania hace agua y eventualmente el nivel subirá hasta que sea visiblemente insostenible. Ahí comenzarán a disminuir los discursitos en plan arriba Ucrania de los ultras de la Rada y la calle se podría agitar otra vez.

    Aunque liberar Mauripol, Slavyansk o Kramatorsk, entre otros objetivos, sea posible en una ofensiva este mismo invierno solo con aumentar la ayuda rusa, sería un golpe más grave si lo hacen con una milicia reforzada, con cuadros de oficiales mejor formados y cuando el grivna no valga nada, hagan falta materiales de consumo en las ciudades ucranianas y haya antorchas en Kiev. Por no decir que sería un golpe decisivo sin necesidad de llegar a sitiar Járkov, Odessa, Dnepropetrovsk… etc.

    Más combates sólo llevarían más desgaste para Novorusia, mientras Ucrania podría quitarse ese golpe echándose en manos de la OTAN (si es que se dejan, que parece que sí) y mientras eso pasa como “Rusia es culpable” la pueden seguir afectando en materia económica, no caería, pero tampoco no es momento de bajar la marcha…

    Quizá un tercer factor es el estado del mapa en Asia. Rusia y China han comenzado este año a colaborar en materia militar a mayor escala, puede que en miras a una alianza militar o puede que no… En la misma línea se habla de la ampliación de la OCS a India e Irán y darle un carácter más militar que le haga llamarse “Pacto de Shanghái” al estilo del Pacto de Varsovia… y así otros proyectos hoy por hoy nada concretos. Como mínimo significa que Rusia está en una especie de partida de simultáneas de ajedrez para ver lo que cae.

    Que una ofensiva decisiva de Novorrusia se de en un escenario internacional donde Estados Unidos esté obligado a ser más cauto “por lo que pueda pasar” sería una garantía de éxito más y sin que Rusia de un solo tiro de manera oficial.

    A los Novorrusos les toca liberarse por sí mismos para que quede presentable la gesta, claro, con ayuda material rusa disimulada. Y para que ello sea viable la ayuda de occidente a Ucrania debe mantenerse a niveles mínimos y ser siempre más baja.

    Con un nuevo “alto al fuego” Rusia gana con que se deje de hablar del asunto de Ucrania con tanto odio, Novorrusia gana con tener más tiempo de alistarse para lo que pueda venir. Ucrania pierde porque disminuye cada vez más el apoyo económico de fuera, Estados Unidos pierde porque se queda sin justificación para movilizar a Europa.

    La peor parte se la lleva la gente de a pie en el terreno, que tiene delante una guerra sin final próximo. Esto sí es un hecho comprobado por desgracia.

    Seguro hay mas factores que vendrían con mas tiempo, como el desgaste moral de los ukros en el frente que ahora quizá estén vacilando o aun estén convencidos de la victoria, y esto no tendría porque afectar a Novorrusia, pues defienden lo suyo.

    Un saludo..

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s