Análisis sobre bajas y táctica

Sobre las bajas ucranianas:

En el mismo día (17 o 18 Enero)

Odessa recibió 29 heridos
http://vesti-ukr.com/odessa/85263-v-…enymi-bojcami#

Dnepropetrovsk 19 heridos + 3 muertos y 20 heridos del 17 enero

http://112.ua/glavnye-novosti/za-noc…ch-175290.html

Estos son los heridos graves evacuados a hospitales en la retaguardia

Los novorusos informaban de 20 bajas ese día, una relación mínima de 1 a 3 o 1 a 4, que resulta creíble vista la experiencia y que los informes de batalla novorusos si no exactos, han demostrado ser fiables y veraces en general. A destacar que la muestra es incompleta porque sólo se mencionan dos hospitales de ciudades importantes (como mínimo hay media docena de hospitales), no incluye los evacuados a otras ciudades y los heridos leves atendidos en el campo de batalla o retaguardia inmediata del frente. En vista de estos datos parciales, estimo bastante aproximada la cifra de que los ucranianos han sufrido más de 2.000 bajas en la última semana. Mirko tenía dudas al respecto, pero hay que recordar que según el análisis que hice en su día, durante 2014 la media de pérdidas ucranianas eran de 250 diarias. Algunos de los combates de esta semana han igualado en dureza e intensidad los de Agosto, cuando el ejército ucraniano atacaba con todo lo que tenía a los novorusos acorralados en sus ciudades. Por aquellas fechas la media de bajas ucranianas era de 700 diarias, y por supuesto las bajas eran mayores aún cuando las fuerzas ucranianas fueron embolsadas. Los combates de la semana pasada eran algo más limitados en escala e intensidad, con la diferencia de que ahora los novorusos están mejor entrenados y armados, sobre todo tienen más artillería, que es la que inflige como mínimo el 50% de las bajas, por lo que resulta creíble un promedio de 500 bajas diarias para las tropas ucranianas en la semana del 12 al 18 Enero.

Como ejemplo concreto al nivel micro táctico, tenemos el informe de ayer, que es de un miliciano novoruso en el frente y que sólo puede contar lo que ve a nivel de compañía, o como mucho de batallón.

El miliciano “Búho” informa:

“Nuestros ataques contra los blocaos 29, 37 y 28 en la carretera de Bakhmutka fueron repelidos por el enemigo. Los ucranianos perdieron 3 tanques y hasta 50 hombres entre muertos y heridos. Nosotros sufrimos la pérdida de 2 tanques y 2 vehículos blindados; ademas de 7 milicianos fallecidos y 15 heridos.

– En este sector del frente la lucha son asaltos frontales contra pueblos y posiciones fortificadas. Se observa una paridad en las pérdidas de material acorazado. Los novorusos defendían y contraatacaban. La relación 1 a 2 entre muertos y heridos da una idea de la dureza de la lucha. Normalmente la proporción histórica es de 1 a 5, en esta guerra de 1 a 3 porque se hacen pocos prisioneros por ambos bandos. Quizá este ejemplo concreto no sirve para generalizar, porque esos 7 muertos muy probablemente fueran los tripulantes de los carros y blindados, que son muy vulnerables a las armas anticarro y auténticos ataúdes rodantes para sus tripulaciones.

La proporción de bajas es de 1 a 2, por 20 bajas propias, los novorusos inflingieron 50 al enemigo. Ésto es de esperar ya que los milicianos estaban atrincherados y el atacante sufre más bajas que el defensor, sobre todo si no tiene una ventaja significativa y dada generalmente la pobre capacidad táctica de las fuerzas ucranianas. En este encuentro en particular, que ha sido un choque entre blindados, los ucranianos no han salido tan mal parados como de costumbre, si se toman las cifras literalmente. Los novorusos no exageran fantásticamente las pérdidas del enemigo. 50 bajas es una estimación entre los muertos que hayan quedado tendidos en el campo de batalla, y la interceptación de mensajes por radio del enemigo solicitando evacuación médica, que es la principal fuente de inteligencia respecto a las bajas enemigas.

Sin embargo, los novorusos tienen éxito en atacar, conquistar posiciones y mantenerlas donde los ucranianos fracasan. ¿Qué ha cambiado? Es evidente que los novorusos están mejor mandados, un aforismo militar es que no hay malos soldados sino malos oficiales. Los novorusos tienen ventaja por que tienen mejores cuadros de oficiales y suboficiales, algunos voluntarios rusos y de otros países de la URSS veteranos de otras guerras, otros, nativos del Donbass promocionados desde las filas. También que no han perdido el tiempo en los meses de tregua, completando su instrucción para atacar y no sólo defender.

Los milicianos novorusos están pues más motivados, instruidos, mejor mandados, y muchos de ellos fogueados en las batallas anteriores. Una batalla endurece al vencedor y desgasta al vencido. Sólo son inferiores en número.

Pero aparte de la calidad de la tropa, hay un cambio en tácticas. Antes los milicianos entraban en un pueblo o posición, obligaban a los ucranianos a contraatacar, infligiendo más bajas al enemigo gracias a la ventaja de la defensiva táctica. El problema de esta táctica es que los milicianos no podían consolidar la posición ganada por su escaso número de tropas y porque tenían que retirarse tan pronto como los ucranianos apuntaban su potente artillería para batir la posición perdida. Es por eso que se llegó al estancamiento de una guerra de posiciones, en la que los avances eran tantas veces seguidos de retrocesos. Sencillamente los novorusos carecían de los medios y la habilidad para tomar posiciones fuertes como el aeropuerto, o pueblos como Stanitsa Luganskaya protegidos por el obstáculo del río Seversky Donets.

Aparte de la mejora de la capacidad ofensiva de la infantería novorusa, en tácticas de unidades ligeras y la lucha casa por casa,  a mi juicio y por lo que se puede entrever de las operaciones, ahora están aplicando tácticas de pequeños ataques locales, metódicamente tomando una posición defendida tras otra. Concentran una fuerza superior en un punto débil de la defensa enemiga, y cuando toman la posición, se atrincheran para consolidar la conquista. Una vez que los ucranianos se han desgastado en los contraataques, quedan debilitados para un nuevo avance. La diferencia es que ahora los novorusos disponen de mucha más artillería y la emplean con más acierto, tanto para silenciar las baterías enemigas, como para ablandar las posiciones de las tropas ucranianas, y sobre todo, para hacer fuego defensivo cuando los ucranianos tienen que salir de sus posiciones para contraatacar.

La innovación es que ahora, al menos en algunos puntos del sector norte del frente en Lugansk, los novorusos recurren a maquinaria de construcción y planchas de hormigón prefabricadas para fortalecer sus posiciones rápidamente con abrigos y búnkers que les permiten aguantar el martilleo de la artillería ucraniana sufriendo menos bajas. Estas fortificaciones improvisadas son uno de los factores que explican el fracaso de los repetidos contraataques ucranianos en el sector norte de Lugansk. Los avances se miden en cientos de metros, pero se avanza. Y una vez rota la corteza defensiva de la línea del frente el avance será más rápido y fácil, y quizás se logre la ruptura y la explotación del éxito.

Anuncios

One thought on “Análisis sobre bajas y táctica

  1. No hay malos soldados sino malos oficiales, querrás decir.

    El ejército ucraniano, como el resto del país de opereta, está podrido hasta la médula, y además no ha tenido una guerra de verdad nunca durante la breve historia de Ucrania.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s