Guerra en Ucrania

La guerra olvidada: verano de 2017

Anuncios

Saludos,

Debido a la censura informativa y al estancamiento, apenas hay algo de lo que informar, la situación es la misma, como la describía el otoño pasado

https://guerraenucrania.wordpress.com/2016/11/20/los-canones-truenan-en-silencio/

 

Del informe del corresponsal de guerra “Mago” 27 May-2 -Jun

 

Что касается самих обстрелов, с февраля мы считаем не выпущенные мины и снаряды, а количество обстрелов, каждый из которых может продолжаться от 10 минут до нескольких часов. Но в некоторых случаях мы даем подробную информацию о выпущенных минах и снарядах в ходе обстрела. Почему пишу мы? Потому, что я беру официальную сводку по обстрелам в пресс-службе УНМ ДНР на всем фронте.

 

Es muy importante porque confirma que “desde Febrero se deja de contar el número de bombas de mortero y granadas de cañón, y  ahora sólo se cuenta el número de ataques cada uno de los cuales pueden durar desde 10 minutos hasta varias horas.”

 

¿Por qué es importante ésto? Porque confirma definitivamente por parte de alguien que está allí, lo que ya se sabía y llevo ya un par de años sosteniendo, que excepto por una tregua después de Minsk 2 en septiembre de 2015, la lucha, aunque reducida a una guerra de posiciones y bombardeos, es mucho más intensa que lo que los partes oficiales novorusos dan a entender. Esto me confirma que mis estimaciones sobre el consumo de municiones y bajas no van desencaminadas. Una guerra olvidada desde el invierno de 2015 , que causa miles de muertos y decenas de miles de heridos y consume decenas de miles de toneladas de munición cada año. Por supuesto, la gente de Donbass no es tonta y sabe qué está pasando.

“Mago” ya había hecho una declaración similar el año pasado, pero es la primera vez que lo encuentro tan claramente expresado, sin duda debido a preguntas de los lectores rusos.

Así mismo, Lena Sorokina, combatiente en la milicia, en la Brigada Prizrak y que escribe en un grupo de Facebook en español, confirma que el tiroteo y los bombardeos en Lugansk son constantes, como demuestran numerosos vídeos grabados por residentes cerca del frente, sólo que allí son todavía más opacos en los informes.

Es asombroso, pero transcurre una guerra de posiciones que sin llegar a los extremos de la carnicería en Siria, es una guerra de verdad, con decenas de muertos y heridos cada día, y ningún medio, ni ninguna página en internet, fuera de la internet rusa, habla sobre ello. El año pasado los ucranianos sufrieron decenas de miles de bajas, y ni una palabra. Cuando uno busca información en inglés, el único análisis que se acerca remotamente a la verdad es de esta página polaca:

https://www.osw.waw.pl/en/publikacje/analyses/2016-08-10/deteriorating-military-situation-donbas

y este otro, traducido al inglés, de septiembre de 2015, de un coronel retirado ruso, que valida las estimaciones de 50.000 muertos

https://southfront.org/sixteen-moments-of-ato-results-of-the-donbass-war/

 

El artículo de este analista polaco y por tanto anti ruso, es algo mejor que la basura propagandista habitual y el autor al menos se ha informado yn poco y reconoce algunas cosas ciertas y ocultadas, aunque sólo sea porque al mentir se contradice a sí mismo.

– Que la tregua de Minsk desde el punto de vista militar siempre fue una ficción y sólo hubo un alto que el fuego que duró unos días en septiembre de 2015

– Habla de que la lucha es moderadamente intensa y menciona la batalla de Marinka en Septiembre, no sé si se confunde, porque esa fue la única batalla importante después de Debaltsevo en la que los ucranianos sufrieron más de un millar de bajas (sólo 400 muertos) y fue en Junio.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=200087

Dice que la impresión de que la lucha había incrementado en intensidad es porque los de Donetsk ahora contaban cada incidente, incluso “disparos de fusil aislados” (sic) como violaciones del alto el fuego, mientras que en otra parte admite que hay 150 mil hombres en armas a ambos lados del frente y los intercambios de artillería, morteros y hasta disparos de tanques (empleados como piezas de artillería móviles) son diarios.

Y cuando cita fuentes ucranianas para decir que Kiev ha perdido 700 muertos hasta Junio pues ya sabes que no se ha enterado de nada o que miente. Sencillamente es imposible admitir la catastrófica derrota del ejército ucraniano en 2014 y la futilidad de esta guerra sin sentido que no puede ganar.

Lejos de exagerar, los partes novorusos de Donetsk durante todo el año pasado estaban minimizando la intensidad de lucha. Los de Lugansk sencillamente la silenciaban.

Desde Febrero, les han dado un toque desde Moscú y ahora sólo se mencionan los combates. Igualmente, en los medios de comunicación rusos ya no se menciona la guerra en Ucrania. No interesa ni conviene. La atención está puesta en Siria, y Putin no quiere problemas hasta ser reelegido el año que viene.

Lo triste es que no sólo se minimiza la intensidad de la guerra, es que también se ocultan las bajas civiles para no provocar el pánico. Ingenuo de mí, pensaba que los novorusos informaban sinceramente sobre las víctimas civiles y que a Dios gracias la población civil había sido evacuada de la línea de fuego. Me parecía raro que tanto bombardeo no causara más víctimas, pero pensaba que la mayoría caía sobre ruinas vacías y no hacía más que remover escombros.

Desgraciadamente no es el caso. O al menos no del todo. Si léeis los reportajes de slavyangrad.es, todavía hay mucha gente que vive en los pueblos del frente, bajo los bombardeos, no sólo ancianos, si no familias enteras con sus niños en Zaitsevo, en Gorlovka.

No deja muy bien ni a las repúblicas, ni a Rusia, que no no se haya podido evacuar a los civiles del frente. Pero claro, buena parte de Donetsk y Gorlovka son zonas de guerra.

En cuanto a las bajas militares, pues desgraciadamente, si las ucranianas se cuentan por decenas de miles, por muy favorable que sean los intercambios, al final las novorusas también son millares.

Por las publicaciones de Lena Sorokina, se sabe que van cayendo los voluntarios de 2014. Ya casi no queda vivo ningún miembro de la brigada Prizrak original, y como muestra, los voluntarios cosacos en Pervomaysk sufren mucho. Cassad admite bajas sustanciales. Esta guerra de desgaste no ha logrado resultados decisivos. El ejército del régimen ucraniano podría seguir otro año así aunque los síntomas de agotamiento son notables, y las unidades novorusas mantienen su fuerza con el reclutamiento voluntario.

Las bajas aunque dolorosas son asumibles, por el momento, pero si se prolonga empezarán a tener efectos sensibles. Es una norma aceptada que las unidades militares pueden sufrir bajas en torno al 10% sin que se vean mermadas sus capacidades operativas. A partir del 20% las bajas ya tienen su efecto y la unidad está desgastada.

Se puede estimar que las bajas novorusas deben estar en torno a un tercio de las ucranianas (en una estimación prudente, ojalá me equivoque y sean menos) y el año pasado sufrieron unas 15.000, de los cuales  cinco mil muertos. Probablemente en lo que llevamos de año nos estamos acercando a los 5.000 muertos novorusos, acumulados entre 2016-2017. O uno de cada diez. No parece mucho, pero si un batallón de 500 hombres tiene cada semana un muerto al cabo de un año las bajas se hacen notar. El que está en el frente no puede ver el panorama, pero basta con multiplicar.

La cifra de civiles muertos no quiero ni imaginármela, pero posiblemente varios cientos como mínimo y pasará de ¿ un millar por año ? ¿ dos mil civiles muertos ?.

¿Cuánto durará esto? Hasta que un bando u otro reciba permiso de su patrocinador para una ofensiva y una batalla final decisiva, o hasta que se produzca el colapso del ejército ucraniano por falta de dinero, municiones y hombres, por orden de probabilidad.

La inteligencia militar americana en su informe al Senado cree que la guerra durará otro año más, con lo que constatan la impotencia del ejército ucraniano. Y yo creo que sobreestiman la capacidad de aguante de un ejército que está apurando sus últimos recursos.

De todas formas, puede ocurrir lo inesperado. Poroshenko quiere seguir en el poder, y ante las elecciones del próximo año, este verano es su última oportunidad de lograr alguna clase de triunfo militar, y para ello tiene que llevar a cabo un ataque importante. Salvo dar un autogolpe de estado, no veo cómo podría mantenerse en el poder y supongo que en Washington ya están buscando relevo.

Hay otra posibilidad, a falta de permiso para una gran ofensiva, es posible un golpe de mano novoruso, u ofensiva limitada, para liberar Mariupol. Es una posibilidad sobre la que surgen rumores insistentes y temida por el régimen de Kiev, por las repercusiones que podría tener.

Está claro que el estancamiento del conflicto sólo se saldrá cuando las potencias occidentales implicadas se harten de Ucrania y abandonen la partida, o cuando los acontecimientos militares sobre el terreno fuercen por vía de los hechos consumados, cambios políticos, como en Siria.

Anuncios

Anuncios