2018 – Escenarios: pacificación, guerra, o desgaste

Análisis de los posibles

Resumen sobre la guerra de desgaste y la situación militar

Resumen para los que no tengan tiempo de leer la entrada anterior

https://guerraenucrania.wordpress.com/2018/02/11/febrero-2018-dos-anos-de-guerra-de-desgaste-balance-y-analisis/

y para explicar a los que les cueste entender los números y su significado:

Recopilando todos los informes sobre pérdidas durante el último par de años, mes a mes, de diversas fuentes: los partes novorusos, la confirmación por parte de voluntarios ucranianos nacionalistas que apuntan los ingresos de heridos en hospitales de retaguardia,y a veces la recogida de cadáveres o los entierros, y que denuncian que el gobierno miente y oculta las verdaderas pérdidas, y otros indicios se puede afirmar con razonable seguridad lo siguiente.

En un mes tranquilo, los ucranianos sufren 400 bajas entre muertos y heridos (en una proporción entre 1 a 3 o 1 a 4). En un mes de fuertes combates, dentro de lo que es esta guerra de posiciones baja intensidad, hay 2.000 bajas.

En base a los informes recopilados, durante 2016 los Ukros sufrieron quizás hasta 20,000 bajas en muertos, heridos y desaparecidos, en su mayoría desertores, que pueden ser fácilmente la mitad de las bajas.

Las cifras para 2017 serían ciertamente muy similares.

Según las estimaciones más bajas, y solo por informes oficiales de pérdidas confirmadas por parte de la inteligencia novorusa, que rara vez dan datos, pero han resultado ser fiables pues se basan en mensajes de radio interceptados pidiendo la recogida de heridos y muertos.

Al respecto hay que señalar que una de las mayores debilidades del ejército ucraniano son sus comunicaciones, pues sus radios son obsoletos modelos análogicos de la época soviética sin cifrado. Aunque con el tiempo se ha remediado esto con ayuda de la OTAN y la improvisación con modelos civiles, para los tanques y unidades de combate, muchas unidades y los servicios de retaguardia usan las viejas radios, por lo que la interceptación de señales sigue siendo una buena fuente de información para la inteligencia novorusa.

En base a los mensajes de radio, y las raras ocasiones en las que se informa sobre los muertos y heridos recogidos en el campo de batalla los Ukros sufren 5.000 (cinco mil) muertos y heridos (una proporción de 1 a 3) al año. Y los novorusos minimizan deliberadamente las bajas, por razones políticas, órdenes de Moscú de ocultar el conflicto, y no avivar los odios, sólo dan insinuaciones suficientes para desmoralizar a las tropas ucranianas que se pueden hacer una idea de cómo va la guerra (mal)

No es sólo la deserción y las bajas por licenciamientos que evitan que el ejército ucraniano crezca, y de hecho las unidades sufren escasez de tropas, en muchas unidades las plantillas están incompletas. Es una guerra, que aunque no se informe sobre ella, y consista básicamente en tiroteos de una trinchera a otra, en la que se mata bastante, el desgaste en el campo de batalla es significativo y después de dos años de desgaste acumulado, se empiezan a notar los efectos.

Además, tenemos que sumar las pérdidas por causas ajenas al combate: accidentes, suicidios y enfermedades, que si aunque sean modestas, un par de miles al año, contribuyen a la escasez de personal.

Las pérdidas materiales son bajas, pero después de dos años también deben haber sido significativas. Como se ve en los videos de la artillería novorusa, también pierden docenas de piezas de artillería y vehículos blindados al año. El desgaste mecánico también está haciendo mella.

Pese a todo, los generales americanos, que sabrán más que yo, suponiendo que sus analistas les digan la verdad sobre el estado del ejército ucraniano, y quieran aceptarla, declaraban en 2017 en su informe al Congreso que la guerra continuaría durante 2018, lo que supone admitir tanto que la guerra no va bien y no hay posibilidad de victoria, como que el ejército ucraniano aún no está vencido y puede resistir otro año más.

De todas formas, los números son implacables y el desgaste es inexorable, por lo que de repente a los americanos les ha entrado prisa por meter su zarpa en las negociaciones y tratar de que los rusos capitulen y entreguen la Donbass bajo el disfraz de una ocupación por tropas de paz de la ONU.

De la escasez de municiones del ejército ucraniano, al que le queda para una gran batalla, y después nada, o quizá para un año más al ritmo actual, ya es algo conocido y muchos analistas se hacen eco de ello. No porque lo hayan calculado ellos.

Lo de los misiles Javelin es algo simbólico, un hueso que Trump ha arrojado a los perros para tenerlos contentos y demostrar que no es un espía ruso, pero en realidad no se ha concretado nada. Mucho más preocupante es que los americanos estén planteando la posibilidad de que Polonia y, quizás Rumanía, (los Bálticos son irrelevantes) suministren munición de artillería y material de guerra a Ucrania, que lo que realmente necesita no son misiles antitanque, si no un par de cientos de piezas de artillería y su munición, y tanques y blindados.

De ahí la advertencia de Lavrov del domingo pasado sobre el suministro de armas a Ucrania.

“No podemos prohibir a los estadounidenses que proporcionen algo, pero ciertamente sacaremos conclusiones.”

http://antimaydan.info/2018/02/ukrai…al_lavrov.html

En cuanto a una solución al estilo de Bosnia, con el despliegue de tropas de paz de la ONU, pues por mucho que se hagan planes al respecto, y que Volcker y Surkov lleguen a un acuerdo sobre su composición y despliegue

http://antimaydan.info/2018/02/mirotvorcy_bez_nato_no_s_belorusami_poyavilis_pervye_ochertaniya_plana.html

considero que es completamente irrealizable, porque es inaceptable tanto para la junta de Kiev como para Donbass, y que lo máximo que podría lograr es congelar el conflicto, lo que le interesaría a Rusia para ganar tiempo, pero no solucionaría los problemas.

No hay solución negociada al conflicto, Ucrania está rota para siempre, los acuerdos de Minsk son completamente irrealizables con los criminales de guerra ucranianos en el poder, ya sea Poroshenko, o quien le suceda. Es imposible la paz con ellos, y alguien tiene que pagar la factura para revivir la economía ucraniana y que el país pueda proporcionar un mínimo de subsistencia a su población. Y no hay reconstrucción posible si no es volviendo al comercio e integración económica con Rusia.

Por otra parte, la mala fe americana es evidente, si quisieran poner fin a la guerra, sólo tendrían que presionar a Kiev. Y todos los preparativos apuntan a una reanudación de las hostilidades. No sabemos la fecha, pero a Poroshenko se le acaba el tiempo, si quiere seguir en el poder, tendrá que ir a la guerra.

En cuanto a fechas, en un mes, antes de las elecciones rusas, para arrastrar a Rusia a la guerra, o debilitar a Putin, que es lo que desean los americanos.

Yo lo considero poco probable porque no influirá sobre las elecciones, y porque no conviene a Poroshenko, ni es conveniente desde el punto de vista militar, a menos que se quiera apurar el tiempo para que si la ofensiva ucraniana fracasa, la temporada del barro en primavera de una tregua y permita a los ucranianos evitar lo peor de una contraofensiva novorusa.

Una ofensiva en verano para coincidir con el mundial de fútbol y que forzara a Rusia a intervenir tendría la ventaja, para los americanos, de causar el mayor trastorno económico a Rusia y el mayor impacto mediático, pues causaría el pánico entre los turistas europeos, que tendrían que ser evacuados de Rusia, y lo que haría que los gobiernos europeos presionaran a Rusia para poner fin a la guerra, para salvar de la derrota total a Ucrania, una repetición de la Guerra de Georgia de 2008 en la que la presión europea evitó que los tanques rusos llegaran a la capital.

A partir del verano, que las condiciones favorables para las operaciones militares empeoran con el otoño y el invierno, se acumula el desgaste y cada vez la munición es se cierra progresivamente la ventana de oportunidad para Porosohenko, al que sólo le quedaría apurar su mandato para robar todo lo que pueda antes de abandonar el país, o reanudar la guerra para proclamar una dictadura militar y perpetuarse en el poder, o al menos unos años más.

Ucrania perdió la guerra en 2014 y cualquier ofensiva acabará en desastre por lo que es muy poco probable, pero no imposible, que ataquen. Se lo han planteado varias veces y puede que esta vez vaya en serio porque con la ley de Reintegración han roto los acuerdos de Minsk, y como se explica aquí

https://chervonec-001.livejournal.com/2221583.html

los vuelos sobre Donbass de los aviones teledirigidos de reconocimiento americanos son tan reiterados que son el indicio más inquietante de que se prepara un ataque, y desde hace tiempo.

Entonces, se plantean tres escenarios:

A) Se despliegan tropas de paz de la ONU como en Yugoslavia, con cuatro variantes: en el mejor de los casos se congela el conflicto como en Chipre. En el peor, la variante Croacia cuando la Krajina serbia fue arrollada. En el caso casi igual de malo, se cumplen los infames acuerdos de Minsk y Donbass se ve forzada a volver a Ucrania con una autonomía limitada. En el cuarto caso se da algo parecido a Bosnia.

B) Se reanudan las hostilidades a gran escala. Creo que los ucranianos serían derrotados tras unos mínimos avances, sin ser necesaria la intervención rusa. En el peor de los casos, que se arrastre a la guerra a Rusia las variantes van desde una completa liberación de toda Ucrania hasta una intervención de la OTAN repitiendo el escenario de la guerra de Corea, y la división del país

C) Todo sigue igual. Por desgracia la más probable. Presas de la indecisión y la impotencia, Poroshenko y sus generales llevan a cabo una escalada de las hostilidades puntual sin arriesgarse a una derrota, y continúan posponiendo sine dia la resolución de la guerra, esperando que cambien las circunstancias a su favor. Poroshenko será reemplazado en 2019 por una camarilla de nazis que se lanzarán a la guerra y veremos el escenario anterior. Con ser malo, no sería el peor, ya que Donbass evitaría perder su independencia en una paz infame, y sería como una segunda Transdnistria, a la espera de cómo evolucione el conflicto en los próximos años.

__________________
Nuestra causa es justa. El enemigo será detenido. La victoria será nuestra. -V.M. Molotov, 22 Junio 1941
Anuncios

2 thoughts on “2018 – Escenarios: pacificación, guerra, o desgaste

  1. Y si se diera un enfrentamiento en el que participara la OTAN (escenario coreano) ¿Crees que Rusia podría llegar a emplear armamento nuclera táctico? En realidad teniendo en cuenta que Ucrania no es parte de la OTAN no creo que esta como tal interviniera como tal para salvar Kiev, otra cosa sería USA y quizás algún aliado más.

    Me gusta

    • Por desgracia la posibilidad del empleo de bombas atómicas es mucho más alta que en la Guerra Fría. Los avances en la precisión han hecho que los americanos planteen usar ojivas nucleares tácticas de unos pocos kilotones. Hay gente en la política y el ejército americano convencidos de que pueden ganar una guerra nuclear, o al menos lanzar un ataque preventivo que decapite al adversario y le haga capitular porque no tenga medios suficientes para una represalia en masa. Por parte rusa, la inferioridad en armamento convencional refuerza el papel disuasorio de las armas nucleares, incluidas las tácticas. Una posibilidad para poner fin a una guerra Rusia-OTAN sería amenazar a los europeos con atacar con armas nucleares las bases americanas y los puertos, para impedir la llegada de refuerzos americanos y obligar a Europa a firmar una paz por separado. Personalmente creo que Rusia podría invadir Ucrania y los países bálticos y los USA no podrían hacer nada, como cuando 1956 en Hungría y 1968 en Checoslovaquia. Si la disuasión mutua funciona, entonces existe la posibilidad de un enfrentamiento convencional a gran escala. Después de todo hay precedentes, en la SGM no se usaron los gases venenosos, y en Corea se desestimó emplear las bombas atómicas.

      Militarmente, en caso de guerra Ucrania-Rusia, los americanos no podrían hacer nada, salvo ataques de aviación y con misiles de crucero. La principal arma que tiene USA es la económica, un bloqueo total y ruptura del comercio entre Europa y Rusia es a lo que aspira USA.

      Hay otro problema que limita la posibilidad de emplear armas nucleares tácticas. Se emplearían decenas, si no cientos, y la contaminación radiactiva y las cenizas serían equivalentes a las de un intercambio nuclear de muchas menos bombas pero más potentes. Lo que contamina de las bombas de hidrógeno es el material fisible, toda bomba termonuclear es una pequeña bomba atómica de fisión que produce la fusión del suplemento de hidrógeno. Hiroshima y Nagasaki fueron simples bombas tácticas y la radiación y contaminación radiactiva fueron importantes.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s